miércoles, 25 de abril de 2018

ENTREVISTA A M. MOYANO, INTERVENTOR EN EL CENTRO GALLEGO, EN EL PROGRAMA SON IBÉRICO+ DEL 25-IV-2018


XCIII ANIVERSARIO DE CANGAS DEL NARCEA

Tenemos el agrado de dirigirnos a usted, con el objeto de invitarlo el día 20 de Mayo de 2018 a nuestro
93 Aniversario
 Comenzaremos nuestro día, a las 8 hs. donde se disputará un Campeonato de Bolos entre todas las instituciones que integran la Asociación Argentina de este deporte.
A las 13:30 hs. se servirá el tradicional almuerzo compuesto por:   Pote Cangués                                    
Compango (jamón, chorizo, morcilla y panceta)
                                        Pollo a la parilla con  papas fritas
                                        Postre helado                                     
                                        Gaseosas, vino fino y agua mineral
                                        Café
Durante el almuerzo contaremos con la actuación del Conjunto Raíces Asturianas,
Y la Actuación de Nuria Vazquez El baile  familiar será amenizado por La
Señora Naty Cortez.

Rogamos reserven las tarjetas con anticipación, a los miembros de la Comisión Directiva, al Centro (4773-7643–3351) o Al teléfono 4822-6083 o al Sr. Emilio al Tel.4771-4252.

Centro Cangas del Narcea
Beruti 4643 C.P. 1425
Buenos Aires Argentina
Tel 4773-7643//3351
Pagina Web:www.wix.com/cangasbaires/centro-cangas-del-narea 

lunes, 23 de abril de 2018

SOY COBARDE Y LO ASUMO

-En respuesta al escritor argentino, Luis González Tosar, presidente del PEN Club de Galicia y miembro correspondiente de la Academia Argentina de Letras-

Dice el intelectual argentino en una columna publicada, en La Voz de Galicia, el pasado sábado:

"dos que queren vender o Centro Galego de Bos Aires; poñer un letreiro na ochava de Belgrano e Pasco: «¡Aí veñen os libertarios!». E así, esa xentiña sen ton nin son que se avergoña da propia estirpe, covardes desprazados que non responden nin representan ós dignos e nobres emigrantes"

(https://www.lavozdegalicia.es/noticia/cultura/2018/04/21/ai-venen-os-libertarios/0003_201804G21P37992.htm)

Asumo la calificación que el señor González nos endilga a los 2.084 socios que, en una compulsa voluntaria, manifestamos nuestra aceptación a la venta del edificio social, frente a los 56 socios que la rechazaron, sobre un total de 2.151 participantes, algo menos del 50% de los socios. 
Cobarde, según las definiciones de la RAE ( Cobarde: 1. adj. Pusilánime, sin valor ni espíritu para afrontar situaciones peligrosas o arriesgadas.) y la RAG (Covarde: Que non ten coraxe ou valor para facer fronte a un perigo ou algo que o require.)
En efecto, no tenemos valor para enfrentar la inexorable pérdida del servicio de asistencia sanitaria que, supondría para nosotros, como lo fue recientemente para los socios del Hospital Español, la quiebra de la institución, por lo cual nos esperanzamos en el mal menor, que sería, la venta del activo físico con preservación de la entidad mutual Centro Gallego, sin prestaciones médicas directas pero recibiendo las del potencial comprador. Recibiríamos también, un espacio físico de dos mil metros cuadrados para el desarrollo y conservación de la actividad y patrimonio cultural.
Entiendo que para catalogar despectivamente a alguien, en este caso a los cobardes, el estigmatizador se debe sentir en una posición totalmente contraria, por eso, señor González, tomando un antónimo de cobarde, paso a definirlo como valiente. Recurro una vez más a la RAE: Valiente: Capaz de acometer una empresa arriesgada a pesar del peligro y el posible temor que suscita.
Con absoluto orgullo manifiesto mi total discrepancia con su "valentía"
Viviendo a once mil kilómetros de distancia, hace más de cincuenta años, y con esporádicas visitas al lugar de nacimiento, no es fácil señor, palpar los acontecimientos que en tal lugar se desarrollan.
No se llevará usted la primicia de que lo tilde de irresponsable en este caso, porque ya lo hice anteriormente con otras personas que sin ser asociados al Centro, se inmiscuyen en sus asuntos. Sólo los que estamos dentro de una piel sabemos lo que se siente cuando ésta es atacada, los demás lo pueden imaginar y hasta idealizar.
Sabiendo con anterioridad de su valentía le solicité, hace algún tiempo, que me ayudase a difundir en la prensa gallega la bochornosa actuación de la Xunta de Galicia y el estado español, -grandes causantes de la actual situación del Centro Gallego- en la Obra Social OSPAÑA. Su respuesta entonces señor fue: "en esos temas no me dan pelota".
No deseando que esto se transforme en "unha regueifa", le pido, abusando de su tiempo y valentía y, al sólo efecto de que mis 2.083 colegas conozcan algo más de tal valentía, una aclaración de algunos conceptos vertidos en un comentario que, a mí me intranquiliza bastante, y que se encuentra en el siguiente vínculo:
 http://www.publico.es/politica/campana-feijoo-congreso-pen.html

domingo, 22 de abril de 2018

OSPAÑAGATE - Editorial del 22-IV-2018

OSPAÑAGATE

- Asociación "non sancta" para despojar al Centro Gallego, con la necesaria participación de los gobiernos de España y Galicia-

Hace unos días me llamó un periodista desde Galicia, para consultarme por la situación del Centro Gallego de Buenos Aires, cuando le mencioné a OSPAÑA inmediatamente me dijo: "mira, ese tema lo tratamos otro día". A este colega le sucede lo que a la mayoría de las personas, OSPAÑA les parece un tema tangencial al Centro Gallego, cuando su trascendental importancia motivó la conformación de lo que, no me atrevo a catalogar como asociación ilícita pero sí, como non sancta.

Primer punto a recordar: La Obra Social OSPAÑA fue creada gracias a una concesión excepcional del Gobierno argentino para favorecer el sostenimiento económico del Centro Gallego. Nació legalmente el 11 de octubre de 2006, a raíz de una Resolución de la Superintendencia de Servicios de Salud que posibilitó la creación de una Obra Social de los Inmigrantes Españoles y sus Descendientes Residentes en la República Argentina. fue la primera, y hasta el momento  única, que autorizó el Gobierno argentino sin un origen sindical.

Segundo: La obra social fue sustraída al Centro Gallego, por un Consejo Directivo conformado por representantes de España, Galicia y el propio Centro Gallego.

Tercero: El poderío económico alcanzado hoy por la Obra Social, demuestra que, realmente era la solución económica para el Centro Gallego que aseguraría su pervivencia.

Cuarto: Después de haber sido desplazado el Centro Gallego de la obra social, con el aval de la Xunta de Galicia y el Gobierno de España, que motorizaron una reforma de su estatuto, la reciente resolución 259/2018 de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Argentina desplaza a directivos usurpadores de cargos y restituye esos cargos al Centro Gallego. Pendiente aún un recurso administrativo para rever otra resolución, la 3464/2013 que dispusiera una anterior modificación del mismo estatuto.

Quinto: ¿Como se gestó y actuó hasta el presente la asociación "non sancta", médula y columna vertebral del OSPAÑAGATE?

El 29 de agosto de 2010 se celebraban elecciones en el Centro Gallego, después de 20 años. Leemos en Diariocrítico de aquella época el siguiente titular:


Recorte de lo publicado por Galicia en el Mundo, tomando declaraciones efectuadas por Marta Donsión de Ferreiro, entonces,  vicepresidente 3ª del Centro Gallego 

Esto, es ni más ni menos que la demostración de que la lista posteriormente derrotada, ya no quería participar en la elección, por supuesto era una decisión de unos pocos, de la que no estaban enterados sus propios representantes en la comisión electoral, generando por ello el reseñado papelón. Sin embargo, ante la no impugnación de la otra lista, no les quedó otra alternativa que participar en el comicio.
En aquel entonces, nadie entendía la situación, yo hace años que sostengo que, finalmente, hicieron fraude en sentido inverso al tradicional, es decir, provocaron su propia derrota. El objetivo era sacar con la mayor premura posible a OSPAÑA del ámbito físico y social del Centro Gallego de Buenos Aires, donde funcionaba desde su inauguración el 15 de octubre de 2007. La operación  se consolidó, con la inauguración de sus propias oficinas el 16 de septiembre del 2011. 

El abogado Oscar Osvaldo Cochlar, máster en Dirección y Gestión de Servicios de Salud, fue el primer gerente de Ospaña. Este experto en economía de la salud desenvolvía hasta ese momento el puesto de gerente de Gestión Estratégica en la Superintendencia de Servicios de  Salud de la República Argentina. Cochlar fue procesado en 2011, en la causa popularmente conocida como "mafia de los medicamentos".  José Luis Seoane, presidente de OSPAÑA, manifestaba el 26 de octubre de 2012 en el acto por el 5º aniversario de la obra social, su agradecimiento a Oscar Cochlar, por el asesoramiento; a Julio Martínez por su fidelidad y lealtad y a Santiago Camba por su “apoyo y presencia permanente”.



En relación con estos agradecimientos del señor Seoane digo que: El señor Cochlar que había sido reemplazado en la gerencia por Claudia Trillo, sustraída de la plantilla laboral del Centro Gallego, recibía un reconocimiento por "el asesoramiento" que, desconozco si continúa en el presente; al señor Julio Martínez se le agradece "la fidelidad y lealtad" que, sin duda, no tuvo hacia el Centro Gallego al que representaba en el Consejo Directivo de OSPAÑA, motivando un comentario, volcado en el libro de actas de la entidad que él mismo había presidido, de Carlos Vello, entonces presidente diciendo que le solicitó al señor Martínez que pasase a brindar un informe y éste le contestó que no tenía nada a que ir, preguntándose el señor Vello ¿entonces para que lo tenemos de representante? Julio Martínez, presidente además de la Mutual de los Inmigrantes Españoles y sus Descendientes, deberá dejar su cargo en la Obra Social al darse efectivo cumplimiento a la Resolución 259/2018 de la SSS. Finalmente el señor Seoane agradeció a Santiago Camba por su "apoyo y presencia permanente". Aquí no hay duda de lo acertadísimo de las palabras del Presidente de OSPAÑA, ya que el apoyo y presencia es tan permanente que, el ex Consejero de Empleo y Seguridad en la Argentina, hace más de un año que está incapacitado para desempeñar el cargo de representante del Gobierno de España  en el Consejo de OSPAÑA, al no cumplir la condición de  residente en el país requerida  en el artículo 10º del Estatuto de la Obra Social. ¿Porqué no renunciará el señor Camba? Yo creo que no está dejando bien parada a la administración española.

En el año 2011, se disolvió la Fundación Galicia Saúde, sin embargo el 2 de diciembre del 2014, el entonces embajador de España en la Argentina, Estanislao de Grandes Pascual, se dirigía a la Directora de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Argentina en nombre y representación del Gobierno de España, para comunicarle la decisión tomada en la última reunión extraordinaria del Patronato de la Fundación Galicia Saúde, reunida en la Ciudad de Santiago de Compostela el 29 de noviembre del 2013, donde se acordó por unanimidad, la ratificación de miembros de la Obra Social OSPAÑA, ACORDÁNDOSE ADEMÁS POR UNANIMIDAD QUE LOS MIEMBROS QUEDASEN RATIFICADOS EN SUS CARGOS PARA EL PERÍODO 2015-2019.

Antes de adentrarme en el desmenuzamiento del obscuro motivo del deseo que encierra esta nota digo que: Además de no existir ya la Fundación Galicia Saúde. Según el artículo 7º del estatuto entonces vigente, "el Consejo Directivo estará compuesto por cinco miembros titulares y tres suplentes, todos  elegidos por las tres instituciones que componen la Obra Social (la Xunta de Galicia, el Gobierno de España y el Centro Gallego de Buenos Aires), lo que no fue cumplido en la mencionada reunión.

Voy al prometido desmenuzamiento: La nota del Embajador está fechada, extrañamente, un año y tres días después de la promocionada reunión. La ratificación  de miembros para el período 2015-2019 significaba que, de producirse cambios políticos, en España o en Galicia, en las elecciones que se realizarían antes del mencionado período, los representantes de tales gobiernos no podrían ser removidos, asegurándose además, con la reforma del Estatuto que ya tenían en preparación, a través de la que ambos gobiernos delegaban su facultad para designar miembros, en la recientemente creada Mutual de los Inmigrantes Españoles, sospechosamente conformada, por los mismos componentes de la Obra Social OSPAÑA. Esto significaba ni más ni menos que la perpetuidad en los cargos que ahora, felizmente, no será posible por el dictado de la Resolución 259/2018 de la Superintendencia de Servicios de Salud que restituye, yo diría que no sólo el lugar que siempre debió tener el Centro Gallego, sino también, la dignidad perdida por los gobiernos de España y Galicia, cuando sus representantes, léase, Embajador Estanislao de Grandes Pascual, y Secretario Xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, promovieron, con sendas notas, la reforma del Estatuto que  los dejaba sin derechos, la que sería corroborada  por sus representantes en el Consejo Directivo; Alejandro López Dobarro (delegado de la Xunta de Galicia en Buenos Aires y Santiago Camba Bouzas (Consejero de Empleo y Seguridad Social). Recuerden que a este último, el Presidente de OSPAÑA le agradeció el "apoyo y presencia permanente".
DOLOROSAMENTE PARA LOS SOCIOS, LO QUE NADIE PODRÁ REMEDIAR YA, ES EL DAÑO CAUSADO AL CENTRO GALLEGO DE BUENOS AIRES, DURANTE ESTOS CASI OCHO AÑOS, POR EL OSPAÑAGATE.
Párrafo final, por hoy, para el señor delegado de la Xunta de Galicia en Buenos Aires. quien en el año 2013 formuló una denuncia, en nombre propio y de la Fundación Galicia Saúde, contra el Centro Gallego de Buenos Aires, por no cumplir éste con los aportes de los trabajadores que por Ley debiera realizar al estado argentino. La denuncia es por el período iniciado en el año 2011, es decir, denunció al gobierno que entonces representaba a los socios del Centro y a la posterior intervención. Yo ofrezco al señor Alejandro López Dobarro la posibilidad, cuando el lo considere oportuno, de que nos explique este proceder, pues entiendo yo que, si bien la actuación de las autoridades del Centro Gallego es reprochable, no considero correcto que el representante del Gobierno gallego en la Argentina, formulase una denuncia acerca de un tema que en nada le comprometía y que sólo determinaría un nuevo perjuicio económico para las maltrechas arcas de la institución. 

domingo, 15 de abril de 2018

RAJOY PASÓ POR BUENOS AIRES TAN PLÁCIDO COMO POR SEVILLA -editorial del 15-IV-2018-


El reciente 8 de abril, el presidente Rajoy clausuraba en Sevilla la convención anual del Partido Popular, al día siguiente llegaba a Buenos Aires para encontrarse con el presidente Macri, con la colectividad española y con legisladores argentinos.
Sin pretender establecer ningún tipo de parecido salvo el de la exclusión, reseño que, a la convención en Sevilla no fue invitado nada menos que José María Aznar; al encuentro con la colectividad en la ciudad de Buenos Aires, no fui invitado yo, por ninguna de las cuatro posibles vías convocantes, es decir: Embajada de España, Club Español, Federación de Sociedades Españolas o C.R.E., ni tampoco tuve éxito a través de alguna gestión privada.

Sin el señor Aznar en el recinto, don Mariano Rajoy se aseguraba que, su paso por la convención gozaría de la mayor placidez. 
Que estuviese o no yo, en el encuentro con la colectividad en Buenos Aires, no cambiaba absolutamente nada de lo que ocurrió. Ante todo, no se me habría permitido acercarme a don Mariano y, por la educación familiar recibida, jamás provocaría un desmán público, como podría ser vociferar un reclamo, por lo que considero absolutamente injustificado el temor de quienes, prohijaron la, para mí, absurda prohibición.
Digo en el titular que, Rajoy pasó por Buenos Aires tan plácido como por Sevilla, y reitero que nada tuvo que ver en ello mi ausencia. La placidez se palpó en el distendido almuerzo público con el presidente Macri, donde el principal tema expuesto por el mandatario argentino fue el partido de fútbol jugado hace pocos días por las selecciones de ambos países que finalizara con el lapidario resultado de 6 a 1 favorable a ”la roja”. En el encuentro privado seguramente se plantearon temas económicos no urticantes y, el agendado asunto del Centro Gallego de Buenos Aires, finalmente no apareció en el temario. El encuentro y posterior almuerzo con parlamentarios argentinos también circuló por placenteros carriles.
 Me queda por analizar la reunión a la que considero debí concurrir, como periodista y, principalmente, como ciudadano español ampliamente vinculado a la colectividad desde hace muchos años, con múltiples presencias en este tipo de encuentros, a saber: con los Reyes, con el Príncipe en la propia Embajada, con los presidentes; José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero, Fernando González Laxe, Manuel Fraga Iribarne, Emilio Pérez Touriño, Manuel María Chaves González, Esperanza Aguirre y Alberto Núñez Feijóo.
El encuentro que, considero, debió realizarse en un recinto mucho más amplio que el salón Imperial del Club Español, contó con la presencia del jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. La presencia del regidor porteño ameritaba, sin duda, el traslado del reclamo, hacia él y el mandatario hispano, que las autoridades del Deportivo Español vienen realizando públicamente por todos los medios a su alcance, incluyéndonos, consistente  en la anulación del posible desalojo de espacios que utiliza la institución para destinarlos a la expansión de los que ocupa la policía metropolitana. Recordemos que el uso de esos espacios, -pertenecientes en su origen al propio Deportivo Español- está avalado por un comodato entre la entidad y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que, sin embargo, dicen las fuentes de la institución, tendría un vacío legal del que se vale el Gobierno de la Ciudad para no renovar el vínculo que establecía un préstamo por diez años (se cumplieron) y una extensión de 10 más, que ahora rechaza la Ciudad amparándose en la “letra chica” del convenio-comodato, suscripto hace más de diez años. Nadie pidió por el Deportivo Español y las centenas de chicos que pueden ver truncadas sus prácticas deportivas, nadie pidió por los que fueran socios del Hospital Español, nadie pidió por los que aún somos socios del Centro Gallego, nadie pidió por el patrimonio cultural y edilicio del Centro Gallego, nadie honró las firmas depositadas, por más de cuatro mil personas, en el petitorio a la organización Change. En definitiva, nadie quiso incomodar la placidez imperante en la excursión porteña del presidente Rajoy, que se marchó de Buenos Aires convencido de que, como dijera un gran Presidente argentino –aunque no fuese cierto- , “la casa está en orden”.
Muxo